martes, 7 de septiembre de 2010

almost over.

menos mal que no lo apagué todavía, una última calada (diría buk).
el frío me pega en la nuca mientras me apoyo de espaldas a la ventana abierta.
los pelos de la nuca me pinchan y me paso la mano para cubrir el viento.
pienso tranquilo, miro la brasa bailar adelante de mi nariz mientras inhalo el humo.
repaso el día. el celular roto por una huevada y la bronca de tener que hacer mil tramites por ese aparatito. en fin. largar. dejar fluir. tiro las cenizas en el hogar y camino hasta la computadora para teclear las ideas que recién terminé de meterme en los pulmones.
la catarsis está casi terminada.
salen dos renglones de mis dedos y antes de darme cuenta estoy yendo hacia la ventana. menos mal que no lo apagué todavia, una.

3 comentarios:

Ana dijo...

Claro que sí

El alter ego de Mabel dijo...

yo también pienso con el humo que ahoga
a veces es la única manera de taimar lo de adentro

AutoeStigma-O.O dijo...

largar. dejar fluir. que lindo!... si es omar rodriguez lopez! excelente! :) te sigo