miércoles, 22 de diciembre de 2010

saco, zapatos y ropa de cama

un relámpago me atraviesa los recuerdos y así empieza el alud. una mirada inocente y no necesito más que eso para activar el super 8 acá adentro, en medio de la graduación. están a 5 años luz de distancia, pero los veo nítidos nítidos. ella con su grupo de amigas mientras le baila a él. le regala una cumbia apenas sexy pero con eso es suficiente. él se acerca y le habla. se encantan, van a quedar en nada y en todo. qué linda inocencia que van a manosear juntos.

cambio de plano y dos piernas increíbles atraviesan el encuadre. está lejos pero así empieza su juego. un halo sensual de cigarrillo mientras apenas mira los ojos del otro. se enfoca en su traje un poco desaliñado, en un barman, y las cartas ya están repartidas. se prestan sonrisas cortas que empiezan a cargar el ambiente. se siente el gusto a ozono -a lluvia- y a placer postergado. no se besan ni una vez y sin embargo la física y la química se solidificaron en su cartera. veo que me miran y suelto la cámara que cae y empiezo a escuchar el ruido a teclas.
qué lindo soundtrack de cumbia y los 90's que serán mi adolescencia.
me voy a dormir con sábanas nuevas.

1 comentario:

Alesin dijo...

Che, tengo que confesarte que me encanta leerte. Ah, no, creo que ya te lo dije... Bueno, te lo digo otra vez. Me gusta porque siento que dejo mi triste vida por dos segundos y eso está bueno.