sábado, 4 de junio de 2011

dejé de intentar entender. juan no dejó nada sin dejar.
todo es todo. y eso que sonaba la isla del sol.

doscientas tres coma dos palabras.
y del otro lado estaba el circo. un circo de veinteañeros en un frenesí de política y porro. todos enarbolando banderas. bailen acá, canten allá. agite descartable en el vértigo de la carrera de políticos profesionales. no entiendo como nadie ve la esponja que sigue lavandolés la mente.
yo me quedo al costado. mucho rito, mucho rito. demasiado todo. demasiada gente, demasiada pose. ni siquiera pude comprarme una cerveza. frustración 10 pesos el vaso. prestame una charla y mi enojo se disuelve en sugus confitados y tequila en tubos de ensayo.
el humo del cigarrillo te permite hablar con los fantasmas cuenta joaco que le dijeron que él dijo. la ginebra le había escondido los recuerdos. pero mejor así. dejemos de acordarnos. destruyamosló todo. destruyamos todo.
así todo converge a ese momento único donde entendés por qué el mate se toma. el mate se toma porque es tradición, porque es nuestro derecho y es nuestro deber. se toma por tomar y no se deja de tomar porque sí. el mate es mucho más que el mate y eso alguna vez te golpea en la nuca. y en ese momento todo es todo.
el momento de super fue cuando me dijo "no mirés el fuego, mirá las chispas".
las chispas se hicieron rito y el indio cantandomé la piba del blockbuster se hizo rouge. o lápiz de labio'.

2 comentarios:

MegiclicK dijo...

Esa noche me trajo consecuencias poco gratas. pum. el rito y la ginebra, gran combinación.

MegiclicK dijo...

estoy en todas, lo se.