lunes, 23 de mayo de 2011

Con Ale I

el histeriqueo me persigue. seguís siendo la que me sacó a bailar y después me cortó el rostro.

te olí en ese pibe que pasa. paranoia otra vez. pensé que ya no más. miro miro miro la plaza central y sólo gente, tu cara en esa gente.
tu recuerdo me sigue en colectivo, me pregunta la hora. vos sos el chofer y el flaco que me pide permiso para salir del asiento de la ventanilla. querría olvidarte, extender los 1200 kilómetros que me separan de tu boca, pero se me termina el país.

te amo y a la vez no. capricho? cómo no sentirme así. mariposas en la cabeza. puaj, que frase más trillada. mariposas vomitivas, suenan más a mí. la piel erizándose, las tripas que dan vueltas y nuestra conexión, que dura años, que dura amores, apura el ritmo cardíaco. como la primera vez. qué bien me cogiste aquella vez.

pero ahora sos un fantasma que me acecha de día, que se sienta conmigo en el bar de la esquina de la facultad, una angustia atravesada por un perfume antiguo, de otra vida. tengo que olvidarte.

definitivamente tengo que pasar más seguido por acá.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

que ganas de ser Ella! de que te olvides de su nombre y no sonrias cuando aparecen siempre sin avisar para llevarse del otro lado del espejo.
Yo tengo ganas de que ya no me caiga mal porque sí, ni aceptar que tiene un nosequé. Quiero que algún día me mires a mí me invites a Berlin, bajemos juntos la escalera y abran el juego un poco más.

X

Anónimo dijo...

fuaaaaaaaaaaaaaaaa el comentario de arriba!!!! quenchi, una pena el anonimato.

Z

MegiclicK dijo...

Esto de hacerse los anonimos, media pila..
aguante berlin, el vino y la noche, cada vez escribis mejor, querido!
Que tengas un buen finde (:
Abrazote

Florencio dijo...

berlín....... hace rato que no voy, x. igual ese lugar tiene algo inevitable, pero quién dice.
z... qué puedo decirte. bdd.
megías! hacía tiempo q no te cruzaba. gracias!